Gorka Etxeberría exponía en la sala de prensa del Ruta de la Plata que “sabíamos iba a ser complicado, conocíamos que el riesgo era doble porque ellos se cerraban y a nada que hagas mal te llegan. En la primera que tuvieron nos vuelven a marcar y vivimos el extremo. Seguimos creyendo, cambiamos hombres, dibujo y me quedo con la intensidad mostrada por el equipo pese a esas variaciones, es un lujo. Hubiera sido el colmo no meter gol”.

“Tras el descanso salimos algo aturdidos porque te vas perdiendo y no gusta y el intermedio se utiliza para lo que se utiliza. Luego por suerte le dimos la vuelta y tiene mérito, porque aquí no ha ganado nadie, el Zamora es un equipo duro de roer”, añadía el técnico salmantino.

Además, Etxeberría no ocultaba que “entraron José y Manasé porque no hace falta ser adivinos para saber que ellos iban a ir con todo, ser suicidas sí, pero cuando no hay nada que perder”. “Creemos que en el playoff es donde podemos estar, pero no se logra por escudo o historia, sino por calidad de juego y lo hemos demostrado, queríamos revelarnos”, añadía. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído