Tras la jornada de descanso de ayer, la Unión Deportiva Salamanca regresó a los entrenamientos con las bajas por lesión de Sito Castro, Pablo Gómez, Igor y Paco Borrego. El grupo se ejercitó por espacio de dos horas sobre el campo de hierba artificial, superficie sobre la que no pudo trabajar Marcos Márquez, al margen por precaución tras sufrir una sobrecarga en los isquiotibiales. La sesión comenzó con un circuito físico de 40 minutos y continuó con dos ejercicios de reducción de espacios. El entrenamiento concluyó con unos partidillos en los que se aplicaron los conceptos técnico-tácticos que fueron ejecutados con anterioridad. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído