- ¿Contento con el mejor momento de la historia del club?

- Sí. La verdad es que el inicio no fue muy bueno, pero pronto cambió y en este último mes llega lo de conseguir cuatro victorias, que el Guijuelo no lo había hecho nunca y menos en esta categoría. Pero igual que hay estas rachas buenas pueden venir luego malas y ahora hay que intentar aprovecharnos de esta dinámica y acercarnos a esos 45 puntos que nos den la tranquilidad.

- El equipo va a más y no sabemos dónde está el límite.

- Soñar es gratis como siempre se dice, pero nosotros tenemos los pies en el suelo, sabemos con lo que contamos y ahí hay equipos muy potentes en el grupo que nos superan en todo. Por eso, cuanto antes logremos los 45 puntos mejor, luego si estamos a tiempo soñaremos con él.

- ¿Inesperado estar 7 puntos por encima de la UDS ahora cuando llega el derbi?

- Sí, por lógica nadie lo esperaba, ya que el Salamanca por historia, por plantilla, por presupuesto, por afición, pues debería estar en otra categoría y si es en Segunda B pues en los primeros puestos, pero bueno, queda mucha liga y creo que está mejorando y lo va a conseguir. A ver si tras el domingo empieza los buenos resultados y se mete arriba y consigue sus objetivos.

- ¿Cuál es la clave de este proyecto? Parece que se ha dejado de lado el sufrimiento…

- Sí, quitando el primer año, que estuvimos también tranquilos, pues hemos estado estos dos últimos años librándonos por los pelos y quizás este años pues por los jugadores, entrenador, se ha acertado y estamos muy satisfechos, hay muy buen grupo, la gente está comprometida y ya el equipo realizó buena pretemporada pese a ser nuevo.

- ¿Cómo son las relaciones con la UDS? Está el tema del césped a principio de año…

- Ese fue un tema más quizás vuestro, de la prensa, que le dio un poco de bombo al tema del riego y del jardinero, pero nosotros a nivel de club ni siquiera lo hemos hablado, fue una anécdota. Quizás se podían haber hecho las cosas mejor, pero ya digo que quedó ahí, no hay ningún problema y las relaciones siguen siendo fenomenales y seguimos siendo unionistas en nuestro segundo equipo.

- ¿Se replantea quedarse al final de temporada viendo cómo van las cosas y cómo marcha el equipo pese a que tiene decidido marcharte?

- No, la verdad que ya me ha tocado trabajar mucho estos cuatro años a mí y a la Junta Directiva, hemos hecho muchos esfuerzos a todos los niveles, los tenemos que hacer todavía los meses que nos quedan, y aunque estaremos para apoyar lo máximo posible, no ha habido ese replanteamiento.

- ¿Habrá fichajes este invierno?

- Es algo que todavía no hemos tratado, pero el otro día los directivos hablábamos y decíamos que íbamos a tener un enero tranquilo por primera vez. Están participando todos los jugadores, estamos satisfechos y si no hay ninguna salida rara no haremos ningún cambio en principio. Tenemos ahí el tema de Garban, que puede ser el refuerzo de invierno.

- La planificación ha sido un acierto. Jorge Hernández dejó el club presidencialista y ha compartido con Idiákez la formación del plantel.

- Sí, pero eso es también muchas veces suerte. Todos los años se ha hecho, el primer año con Ángel Crego lo hicimos igual, la temporada pasada con Cazalilla también… En ese tema este año ha sido parecido, quizás le hemos dejado algo más de libertad pero las negociaciones como siempre las he hecho yo y de momento pues sí están saliendo mejor las cosas, pero creo que siempre se ha hecho de la mano del entrenador, no tenemos medios para tener un director deportivo o gente viajando para ver otros partidos y dependemos más de ese factor suerte y este año con Imanol hemos acertado.

- ¿El Guijuelo podrá aguantar en la parte alta de la tabla?

- La plantilla es corta y hay equipos que ya están arriba como se pensaba a priori y faltan el Salamanca, Logroñés, Alavés, equipos que están un poco más descolgados y que deberían estar arriba, aunque siempre hay algún grande que se cae. Nosotros, no es nuestro objetivo, pero nosotros no vamos a descartar el luchar por estar arriba, la Copa del Rey… si realmente nos queda tiempo podemos optar a ello.

- ¿Cómo ve el derbi? ¿Será especial estar en el palco?

- Bueno, en el palco he estado muchas veces, gracias al Salamanca y a Pascual, pero va a ser especial sobre todo por la afición. En Guijuelo se viva quizás más porque hace más ilusión que el equipo vaya a jugar al Helmántico, en una buena racha, por encima, en la misma categoría, pues genera ilusión. Somos conscientes que vamos a un campo muy difícil y que también será complicado sacar algo, pero también lo decíamos hace dos semanas en Lemona o en Bilbao hace cuatro y lo conseguimos, por lo que hay que salir a por los tres puntos igual.

- ¿Qué les ha parecido el precio de las entradas?

- No se ha comentado mucho, alguno sí, pero en Guijuelo cobramos siempre 15 y van a pagar tres euros más, pero también entiendo que las instalaciones del Helmántico son diferentes a las que tenemos nosotros y eso tiene un valor añadido.

- ¿Qué supondría ganar en el Helmántico?

- Me fastidiaría un poco porque sigo siendo aficionado del Salamanca, pero sería una alegría sobre todo por la gente del pueblo, más que por pique por el gusanillo que genera el jugar en la capital y la gente quedaría muy satisfecha. Si no lo conseguimos, la gente también debe estar muy contenta por cómo está yendo la temporada.

- Si gana el Guijuelo reparte jamones…

- Sí, pero ya he dejado claro que no es por ganar al Salamanca, sino que hace dos semanas cuando quedaban tres partidos para llegar a Navidad les prometí a los jugadores que si ganaban los tres les dábamos un jamón a cada uno y lo tienen al alcance de la mano porque han ganado los dos anteriores. Si lo ganan se lo habrán merecido y que cuenten con ello.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído