Se esperaba su presencia desde que anunciara su regreso al club como mecenas y salvador de la entidad cuando estaba a punto de la liquidación y el unionismo que se dio cita en el estadio Helmántico dirigió sus miradas al palco del coliseo unionista minutos antes de las cinco de la tarde, momento en que el partido iba a empezar.

El objetivo era claro, estar atentos a la salida al palco de Juan José Hidalgo Acera, que volvía a la primera línea del club. Con el respetable en su mayoría levantando, los aplausos y los cánticos de agradecimiento abarrotaron el ambiente cuando el empresario salmantino salía al campo.

Durante el partido, los aplausos y agradecimientos continuaron. Algo ha cambiado en la UDS. Si la ilusión existía, la vuelta de Hidalgo la ha elevado a la máxima potencia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído