La normalidad y que, afortunadamente, no hay contratiempos, continúa siendo la tónica general de la semana de entrenamientos del Club Deportivo Guijuelo, que no obstante este viernes ha tenido que luchar contra el fuerte viento, frío y niebla que ha acompañado a los de Imanol Idiákez sobre el césped del municipal.

El equipo verdiblanco realizará este sábado su última sesión antes del derbi del domingo y todos los disponibles, la plantilla entera menos el lesionado Garban y el sancionado José Romero, irán citados al encuentro del estadio Helmántico.

En la villa chacinera sigue el buen ambiente en torno al envite y se van vendiendo las localidades que la UDS mandó a Guijuelo. Además, bastantes aficionados guijuelenses viajarán por su cuenta y se espera colorido en la grada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído