La plantilla del Club Deportivo Guijuelo regresó este lunes a los entrenamientos con la alegría de lograr tres puntos de oro en el terreno de juego del Coruxo y con la mente ya puesta en tres días, ya que este jueves los chacineros se verán las caras con el Marino de Luanco en un partido adelantado al fin de semana y que servirá a los de Sito para tener varios días de vacaciones.

Los verdiblancos recuperarán a Navarro y Valero, que cumplieron su sanción, aunque por ese motivo todavía pierden a Ismael. Se trata de otro envite importante para que los salmantinos puedan continuar abriendo trecho con el descenso directo e incluso puedan salir de la promoción.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído