El Guijuelo cayó por la mínima en El Sardinero ante el Racing de Santander. Los chacineros pagaron muy caro el tanto inicial de Borja Granero y se mostraron incapaces de lanzar entre los tres palos en noventa minutos.

De la Barrera apostó por Piojo como ?falso nueve? y le rodeó de jugadores veloces como Fenoll o Jonxa Vidal. Luque completaba la línea de tres. Sin embargo, a los treinta minutos, Piojo se tuvo que retirar por lesión y entró el delantero Carlos de la Nava.

El Racing salió fuerte a por la victoria y Borja Granero aprovechó una fisura de la zaga chacinera para batir a Kike Royo. Habían pasado solo seis minutos de encuentro.

Tras unos minutos de incertidumbre, en los que El Sardinero reclamó penalti de Kike Royo sobre Dioni, el Guijuelo comenzó a estirarse en el verde y a tener mayor posesión de balón.

Tras el descanso, los chacineros ya poseían más la pelota que su rival pero no lanzó a portería. Los locales buscaban que el tiempo pasase con la mayor rapidez posible y evitar cualquier tipo de susto. La única vez que el Guijuelo se acercó con peligro fue en un disparo de Jonathan que se marchó alto. Y así murió el encuentro, con un equipo chacinero incapaz de probar al meta rival.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído