Le preocupa a Rubén de la Barrera la situación de su equipo. No solo los pinchazos en el terreno de juego, sino que el técnico gallego va más allá y busca la máxima exigencia en los entrenamientos para poder obtener buenos resultados. Así lo explicó en sala de prensa tras la derrota ante el Sporting B.

Con las bajas ya confirmadas de Javi Barrio, Gordillo y Carmona y con otros cuatro jugadores con un pie y medio fuera o en el alambre (Diego Rivas, Nacho Rodríguez, Antonio Moreno y Romero), la dirección deportiva tiene que acelerar para apuntillar el equipo.

El encuentro del domingo, ante el Pontevedra, será muy duro ya que el Guijuelo se medirá a un equipo en zona de playoff. El club chacinero ha realizado varias ofertas y se espera que antes del encuentro De la Barrera pueda disponer de dos nuevos efectivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído