El primer año en el fútbol 11 nunca es fácil. Es uno de los años más complicados ya que los pequeños futbolistas se deben aclimatar a las nuevas dimensiones del terreno de juego y normas. Sin embargo, este conjunto ha conseguido hacerlo casi en tiempo récord, como demuestran los números.

De hecho, se trata del segundo equipo menos goleado de la categoría y es en ataque donde le cuesta más. Sin embargo, todavía cuenta con mucho margen de mejora y esa es la mejor noticia. La marcha de la temporada está siendo buena a pesar de su dificultad en muchos aspectos y la progresión, continua. 

Todo se debe a un grado de implicación máximo de los chicos que conforman la plantilla que, a base de esfuerzo, están consiguiendo competir en cada partido. De hecho, ese el principal objetivo resultadista de esta temporada. Más allá de mejorar con y sin balón y a tratar de ser inteligentes dentro del terreno de juego, el sacrificio y solidaridad tiene que ser una constante. Y lo es hasta cuando no se consigue jugar bien. La lucha la mantienen los 70 minutos de duración del partido y así los resultados acaban llegando. 

Esto forma parte también de unos valores que se intentan transmitir y que van más allá de los límites del terreno de juego. El respeto al compañero, al rival y al árbitro, así como el sentimiento de pertenencia a un equipo, la solidaridad con los compañeros y la deportividad se suman a otros ya dichos como la inteligencia y, sobre todo, el tratar de dar siempre lo mejor de uno mismo. 

No es fácil hacerlo, obviamente, pero este equipo sí está demostrando una gran intención en ello. Despiertan ilusión y son, precisamente, un equipo. No en vano, a pesar de no ser un equipo muy goleador, todos los futbolistas menos los porteros ya han conseguido ver puerta.

De hecho, el objetivo de la temporada se está cumpliendo. Y es que simplemente se busca la progresión futbolística y personal de los que conforman la plantilla. De momento, cuentan con cinco jornadas más para seguir haciéndolo. Dos meses en los que el énfasis se seguirá poniendo en que cada uno y en conjunto se siga dando el máximo y que, a su vez, este máximo sea cada vez mayor.

La plantilla está formada por Rodri y Álvaro (porteros); Nacho, Víctor, Samu y Requejo (defensas); Javi, Campal, Pedro, Ramos, Jorge y Ángel (centrocampistas); Sergio, Carnicero y Álex (delanteros); Javi y Rubén (entrenadores). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído