Un heroico Guijuelo cae en la tanda de penaltis ante el Rayo en Copa (1-1*)

Cristóbal marró el quinto penalti y Sergi Guardiola dio el triunfo a los visitantes

Cristóbal se lamenta tras fallar el penalti | Foto: S24H
Cristóbal se lamenta tras fallar el penalti | Foto: S24H

En la orilla. El Guijuelo se despidió de la Copa del Rey en la tanda de penaltis ante el Rayo. Los chacineros aguantaron ante un rival de Primera y tuvieron opciones de llevarse el partido (1-1*).

El once del Guijuelo estaba formado por Johan Guzmán bajo palos; Dan Ojog, Trapero y Pica como centrales y Piojo y Caramelo como carrileros; Carlos Rubén, Peli y Cristóbal en la medular; y Toti y Alvarito en ataque.

El arranque del Rayo fue poderoso. Los vallecanos comenzaron con la velocidad de Bebé, la manija de Unai López y los movimientos en ataque de Qasmi y Andrés.

No tardaron en adelantarse. Fue en el minuto 4 pero pudo ser antes. Pozo remachaba a la red un rechace de Johan, a tiro del propio Pozo, para poner por delante al Rayo.

Sin embargo, el Guijuelo despertó. Nada tenía ya que perder. Seguramente, nunca lo tuvo. Carlos Rubén estuvo a punto de igualar con un zapatazo cruzado desde el pico del área. También buscó la escuadra Toti. Pero el salmantino no iba a tardar en ver puerta. A los dieciocho minutos, Carlos Rubén rompe líneas con el balón en los pies, Toti le dibuja el desmarque y recibe. El charro se deshizo de Mario Suárez con un taconazo fantástico y mandó la pelota a la red con la izquierda. El Municipal Luis Ramos festejaba el tanto con rabia y alegría.

El resto de la primera parte fue pareja. El Rayo tenía mucho más peligro y Andrés tuvo el 1-2, que mandó al travesaño. Sin embargo, los chacineros no tenían miedo a jugar de tú a tú. La peor noticia llegó con la lesión de Dan Ojog. Entró por él Ferreras y Carlos Rubén se posicionó como central.

La segunda parte tuvo un ritmo muy diferente. Lento, impreciso… solo algún chispazo. El Guijuelo tuvo una clara ocasión a los cinco minutos de la reanudación en un tiro cruzado de Alvarito que lamió el palo y el Rayo se acostó en Bebe. El brasileño, con sus carreras por la banda y su potente disparo, fue el más peligroso en la segunda mitad.

Al cuarto de hora final de llegó con empate a uno. Iraola metió en el césped a Isi y Óscar Trejo para tratar de desnivelar el envite. Pero lo que se desniveló fue el once contra once. Rodrigues vio dos amarillas en un minuto y dejó al Rayo con diez. Sin embargo, el partido se fue a la prórroga.

El tiempo extra comenzó con un mano a mano entre Johan y Sergi Guardiola. El delantero del Rayo no estuvo fino y mandó la pelota contra el cuerpo del cancerbero. El Guijuelo también tuvo la suya. Fue con un desmarque de Álex Lorenzo que cayó en el cuerpeo ante Mario Suárez. La grada pidió penalti. El Rayo lo buscó en el tramo final del primer acto de la prórroga con Isi como protagonista. Pero sin éxito.

El segundo asalto del tiempo extra fue inerte. Los visitantes eran incapaces de probar a Johan y el Guijuelo tenía un punto más de fuerza, conocedor de que podría decidirse todo desde los once metros. Y así fue.

La tanda de penaltis comenzó con el disparo alto de Peli. Pero Johan quería ser héroe y adivinó la intención de Mario Suárez. A partir de ahí, Caramelo, Isi, Carlos Rubén, Trejo, Toti, Comesaña y… y llegó el error de Cristóbal. El Rayo no perdonó y Sergi Guardiola mató el partido con el penalti decisivo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído