Da la impresión de que muchas veces actúan con premeditación y alevosía. El colegiado Óscar Herrero Arenas, protagonista del Palencia – UDS por sus decisiones y sus decisiones sangrantes contra la UDS, se despachaba a gusto en el acta al término del partido, sacando punta absolutamente a todo lo que pudo.

Además de mostrar sobre el césped su pésima preparación y aplicación del reglamento, el aragonés deja en entredicho si tenía o no algo contra la UDS, a la que señaló una cantidad de faltas enorme y la perjudicó e muchas ocasiones.

Según el acta, expulsaba a Javi H. por “agarrar de la oreja a un jugador tendido en el terreno de juego, estando el juego detenido, y causando herida sangrante” y a Jeremy Lempereur por “dar un puntapié en el cuerpo de adversario tendido sobre el terreno de juego, estando el juego detenido”.

Ahí no queda todo, ya que explicó textualmente y con faltas de ortografía que “el equipo Unión Deportiva Salamanca, que posee numeraciones fijas presentadas en RFEF al comienzo de la presente temporada, presentó en su aliniación incial como suplente al Jugador nº 20, D. Manuel De Gomár Flor, numeración que no figura como habitual y por lo tanto tuvo que ser modificada en el acta” y culpó al a Unión de que el partido se retrasara escribiendo que “el partido comenzó con dos minutos de retraso sobre la hoja fijada, debido a que el equipo visitante retardó su salida al terreno de juego”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído