Ibón Zoilo: “La carga de trabajo es para que el equipo muerda desde el primer día”

 Ibón Zoilo: “La carga de trabajo es para que el equipo muerda desde el primer día”
Ibón Zoilo: “La carga de trabajo es para que el equipo muerda desde el primer día”
- Primera semana de entrenamientos. ¿Cómo ha visto a la plantilla?

- En líneas generales la gente ha llegado bastante bien después de dos meses de vacaciones. Lo habitual en pretemporada, cargas musculares, pero sin ningún problema de consideración.

- Mucha intensidad desde el primer día en el plan de trabajo. ¿El motivo? Otros técnicos apuestas por ir progresivamente.

- Lo principal es que nuestro modelo deportivo y de juego tiene como pilares la intensidad, combinando verticalmente, pero sobre todo ser intensos tanto con balón como en la presión. Entonces, incidimos desde el primer día en ello, controlando las cargas sobre todo con los minutos de ejercicios y ello le unimos un buen trabajo de prevención. Pero la idea principal es porque vamos a querer que el equipo muerda desde el primer día.

- Importante trabajo de gimnasio también en el plan de trabajo…

- Lo que comentaba, en el tema de prevención de lesiones, evitarlas antes de que ocurran aunque en el fútbol están a la orden del día y no garantiza el no tenerlas, tenemos resultados en los que ese trabajo en el gimnasio hacen que el índice de lesiones baje. Nos estamos centrando en esa prevención muscular y en el preparar al futbolista para el entrenamiento.

- ¿El trabajo mantendrá estas líneas durante toda la temporada?

- La doble sesión como tal, como la de pretemporada, no se mantendrá durante el curso. Al final la propia competición y los minutos jugados hacen que el futbolista necesite menso carga de trabajo. No obstante habrá alguna doble sesión, variaremos mucho las cargas durante el año y lo que sí mantendremos es el tema de la prevención. Nuestra idea es, según vayan saliendo las cosas, hacer un trabajo más puntual con cada jugador, ya que ahora estamos más centrados en temas generales.

- En Salamanca hace mucho calor en verano y mucho frío en invierno. ¿Cómo afectará al trabajo? En la UDS últimamente siempre ha habido algún desajuste en cuanto a entrenos en los meses invernales.

- Venimos de la experiencia de Vitoria, ciudad muy parecida, mucho calor en verano y un frío bastante importante en invierno. Teniendo en cuenta lo vivido allí es seguir con la misma tónica, modelar los calentamientos, las cargas de trabajo y la hidratación. Vamos llevando con el doctor el tema de ingesta de líquido y de cara al invierno nos pasará justo lo contrario que ahora, tienes menos sed pero la deshidratación aparece igual, pero son temas que tenemos controlados.

- Tanto usted como Gorka, junto al doctor José Ignacio Garrido estarán rezando para que sea una temporada especialmente de pocas lesiones musculares.

- Eso es lo que todos los preparadores físicos queremos, porque al final que haya muchas lesiones musculares siempre incide en nuestro trabajo. Que hagas un buen trabajo normalmente te garantiza un buen año, pero al final esto es fútbol y no hablamos sólo de carga física, hay contactos, entradas, malos apoyos… Nuestra idea es estar preparados o mejor posible para evitar las lesiones, rezar para que no lleguen y si llegan tener planes preparados para que el jugador se recupere lo antes posible.

- Esa aureola que han querido crear desde el primer día de ilusión, intensidad, ser todos uno… parece que ha calado en esta primera semana.

- Y estamos muy contentos por ello la verdad. Nosotros veníamos con una idea clara, la directiva tenía una idea clara y por ello estamos nosotros aquí, y vamos a seguir adelante con ilusión, con mucho trabajo y con las cosas claras. Esperamos que según avancen las semanas la situación vaya todavía mejor y que crezca la ilusión dentro de unos niveles, puesto que la temporada será dura y habrá momentos malos y buenos, pero siempre estará la idea presente de trabajar y competir teniendo al equipo al cien por cien.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído