Enfado por la actuación arbitral en Guijuelo y por lo acontecido con el colegiado González Arévalo, que desesperó a todo el mundo este domingo en el municipal. El técnico chacinero Imanol Idiákez manifestaba y denunciaba en sala de prensa que “sinceramente no sé explicar mi expulsión, fue una acción en la yo digo “vaya tela” por un despeje nuestro y ha venido y me ha expulsado”.

Ahora bien, el vasco comentaba que “lo más grave no ha sido eso ni que él ha venido a no dejarnos ganar, sino las amenazas que ha venido haciendo durante el partido a los jugadores, ‘me vas a comer los huevos, tu no vas a acabar el partido y toma tarjeta’, por ejemplo”.

“Si ellos no empatan no hubiésemos ganado igual. Nadie ve simulación en la jugada de Romero, él se lo había dicho, que no iba a terminar el encuentro. Seguramente yo lo tenía que haber quitado, pero como a él a siete mas porque no iban a terminar el choque”, añadió.

Idiákez confirmó que “haremos recurso, me considero entrenador con gran respeto a los árbitros, pero tenemos que denunciar estas actitudes, este señor no es deportista y no puede estar en estas circunstancias. Nos hubiera gustado ver un partido con los jugadores como protagonistas. Tuvimos un buen equipo enfrente y hubiera estado bien que el árbitro se hubiera dedicado a lo que debe, a impartir justicia. Una actitud provocadora como la suya no se puede permitir “, dijo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído