Después de estar ya recuperado y dar el susto este jueves al retirarse con molestias en el tendón de Aquiles, Igor de Souza entrenó este viernes sin problemas y si las cosas marchan con normalidad podrá estar sin problemas en el derbi el domingo frente al Club Deportivo Guijuelo.

El brasileño completó este viernes la sesión de trabajo, más suave que en días anteriores, y en la que los salmantinos trabajaron estrategia con Pablo Zegarra, para posteriormente realizar unos rondos y partidillo.

Este sábado, los unionistas realizarán el último entrenamiento antes del envite dominical en el Helmántico, para el que a excepción de Paco Borrego, Zegarra podrá contar con todos sus hombres.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído