Jacobo Ramallo lleva varios años sumando experiencias en su mochila como entrenador. La última, como segundo técnico del Estoril Praia. El equipo portugués fue la revelación de la pasada temporada tras lograr el ascenso a Primera y también por ser la revelación de la Copa. Precisamente, Jacobo desvela en SALAMANCA24HORAS una de las anécdotas del enfrentamiento copero ante el Benfica y, cómo no, también sigue el fútbol charro desde la distancia.

1.     ¿Cómo valoras tu temporada en el Estoril Praia?

Ahora, que precisamente es tiempo de ir a recoger las notas al colegio, te diría que el equipo ha estado de notable alto o sobresaliente. Por mi parte, inolvidable por ascender a primera división y hacer una temporada tan firme desde la primera jornada hasta la última: Yo creo que siempre hemos estado en posiciones de ascenso directo. También muy emocionado hacia el final, durante las ceremonias por el título o las celebraciones internas... Era como si despidieras un año diferente, de gradas vacías y PCR semanal.

2.     Sigues en constante aprendizaje, ¿en qué ha mejorado Jacobo este año?

En mi portugués seguro, aunque espero que en muchas cosas más... Como persona, el aprendizaje está siempre garantizado en el momento en que vuelves a hacer una maleta, trabajas en una liga que no conoces o entras en un cuerpo técnico completamente desconocido. Aunque Estoril haya sido el destino más próximo a Salamanca, curiosamente no conocía a nadie más que al entrenador. Llamas, abres la puerta y encuentras una silla vacía y seis tipos bombardeando en portugués, como es lógico ni inglés ni español... Entonces ahí aprendes a la fuerza, si tienes esa voluntad, claro. Ahí valoras lo importante que es la organización interna de un club y aprendes a ser agradecido, sobre todo porque te puedes involucrar desde el primer día sin mucha distracción.  Además, por mi rol de entrenador asistente, aprendes también a mostrar predisposición para adaptarte a esas nuevas dinámicas de trabajo, a otras personalidades, diferentes actitudes... En lo profesional, con Bruno profundizo mucho en detalles tácticos y, por suerte, es algo que me apasiona. He estado vinculado siempre a entrenadores de perfil "Barça" y "La Masía' (Guillermo Amor y Josep Gombau), pero con Bruno Pinheiro pienso que ha sido la vez que más fielmente se ha propuesto esa idea.

3.     El club estuvo muy bien durante la temporada y, además, fuisteis la sorpresa en el torneo copero.

La verdad es que sí. No sé cuántos equipos de Segunda División habrán llegado a unas semifinales de Copa o habrán eliminado a tres equipos de primera división. En total, pasamos cinco eliminatorias y llegamos a semis contra el Benfica a doble partido. Inevitablemente, nos despertaron del sueño y nos demostraron que son de un nivelazo muy superior. Nosotros veníamos haciéndolo bien y ellos tenían un calendario cargadísimo entre la liga, la copa y la EuropaLeague, así que pensé que descansarían algo contra nosotros. Cuando nos pasaron las alineaciones un par de horas antes del partido y vimos que salían con casi todo... Joder, qué ilusión!! Me escribe un amigo: "Oye, ¿sabes que vas a jugar contra Otamendi y Vertonghen?".

Jacobo Ramallo 2
Jacobo Ramallo 2

4.     Llevas años probando fortuna en el extranjero. ¿Qué diferencias ves en el fútbol de los diferentes países que has estado?

Tras estos años, pienso que el fútbol suele ser un buen reflejo de la sociedad local. En Australia e India, como en casi todo el mundo, la escuela española de entrenadores es muy respetada aunque es cierto que el fútbol no es su primera afición. Australia es un reloj, las instalaciones son espectaculares, la organización va al detalle y conoces hasta la hora a la que vas a jugar la última jornada de liga, aunque todavía falten ocho meses. India es todo lo contrario, tanto en lo cotidiano como en el global de una temporada, y empiezas en alerta cada día convencido de que habrá alguna sorpresa.

5.     ¿Sigues el fútbol de nuestra provincia? ¿Qué te parece desde la lejanía?

Claro que estoy pendiente. Primero porque soy muy futbolero y segundo porque me gusta estar al tanto y saber cómo le va a los amigos y conocidos. A los tres equipos de segunda "b" los he tenido muy presentes y es posible que haya visto más de la mitad de sus partidos. Me los descargaba en el portátil y los reservaba para los ratos muertos en nuestros desplazamientos con el equipo. Desde la lejanía, sentí con muchísima tristeza lo de Guijuelo, yo creo que por encima de cualquier otra noticia deportiva en la provincia este curso. Sobre SalamancaUDS y Unionistas, reconozco estar algo cansado de la polarización que les rodea, que no de ellos como club en sí. Hablo desde muy fuera, pero siento que entre todos (estructuras, instituciones, aficionados y medios) llevamos años participando de una rivalidad que ya no es sana: Sin grises, de blanco o negro y de conmigo o contra mí... Vaya, como la sociedad actual, no??

6.     ¿Te gustaría volver a casa?

¡Claro! Pues no lo habremos hablado veces mi mujer y yo... Pero también es cierto que no tenemos ninguna necesidad por acelerar nada ni tampoco por renunciar a nada. Volveremos a casa antes o después, de eso estamos seguros. Pero nos cuesta imaginarlo en un plazo inmediato porque mientras pueda, por relación y honestidad seguiré trabajando con quien me dio la oportunidad, me valora y me reconoce la dedicación. Mira qué curioso, justo el otro día lo consultaba... Al comienzo de la pasada temporada, el 80% de entrenadores en primera y el 76% en segunda división fueron jugadores profesionales. Por lo tanto, he de tener los pies en el suelo porque el embudo se va estrechando cada vez más y yo no jugué 200 partidos en primera ni tengo un apellido especial. Mi trabajo, a lo mejor por cobardía o por esa precaución, lo sigo viendo como algo circunstancial que comenzó en Melbourne hace ocho años. Eso sí... Una vez empecé, intento estirarlo todo lo que puedo y, de hecho, me esfuerzo y mucho para que sea así. Mi mujer siempre dice que no recuerda un solo día que no abriera el portátil cuando llegaba a casa del trabajo. Y ahora en vacaciones, estoy cada mañana con mi amigo Raúl a las 09h en la biblioteca de Garrido: miro vídeos, repaso contenidos, complemento una tarea de este año con aquella que ya hacía con Guillermo, reordeno ideas, las vuelvo a desordenar, esto no va aquí, vídeo-llamada con Josep... Por suerte o por desgracia, el destino no lo escogemos ni mi mujer ni yo, pero hasta hoy están saliendo unos lugares chulísimos que antes solo soñábamos con poder ir de vacaciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído