Jordi Fernández ha cambiado el pabellón y los banquillos por la barra y las cañas. El veterano entrenador de baloncesto, ex de PDV, Perfumerías Avenida y Ros Casares, entre otros equipos, regenta desde el pasado 2 de noviembre con su mujer, Ruth, un bar en pleno centro de Santa Eulària, un negocio del que reconoce que se enamoró desde que llegó a Eivissa y que, a partir de ahora, compaginará con su labor de preparador.

“Sa Tauleta es un bar que, desde el primer día, cuando fiché por el PDV, era uno de mis sitios preferidos y al que venía siempre a desayunar. Hice amistad con la gente que lo llevaba y prácticamente conozco a toda la clientela, por lo que, cuando surgió la posibilidad de hacernos cargo del negocio, no lo dudé demasiado, a pesar de que mi experiencia como camarero era nula. Nunca había imaginado que llegaría a tener un bar, pero no me arrepiento, porque lo estoy pasando muy bien. Además, me quiero quedar a vivir en Santa Eulària y pienso que es un buen sitio para trabajar”, asegura.

Los primeros días han sido bastante duros. “He tenido que pedir al club quince días y dejar los entrenamientos con el equipo infantil del PDV para hacerme un poco con el tema, porque estos días han sido de mucho lío y de adaptación. También son muchas horas. Abrimos a las 07,30 horas y llegamos a casa a las doce de la medianoche. Pero es algo normal, porque llevamos poco tiempo y, en mi caso, todavía tengo que aprender mucho de cómo llevar un bar. Sin embargo, después quiero seguir entrenando a las chicas, porque disfruto mucho con ello. También tengo claro que, si cualquier día me sale una opción que me guste, mi profesión es la de entrenador y no dudaría en aceptarla pero, mientras tanto, hay que trabajar y esto es un negocio como otro cualquiera y que tanto mi mujer como yo hemos cogido con mucha ilusión”, afirma.

Sa Tauleta tiene todas las papeletas para convertirse, a partir de ahora, en lugar de paso obligado para todos los amantes del deporte de la canasta. “Sí, viene mucha gente ligada al baloncesto, porque quieren estar conmigo y yo con ellos. Ruth cocina muy bien y son gente que les gusta comer, por lo que, en vez de reunirnos en otro sitio, nos reuniremos aquí. Pero la intención, sobre todo, es mantener los amigos que tengo en la Isla, que son muchos», añade el entrenador, que declara que «casi todos de mi entorno ya sabían que me iba a hacer cargo del bar, pero sin duda hay alguno que no lo sabrá y, si me ve en la barra, se llevará una sorpresa”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído