El juzgado vuelve a entrar en el juego. Tras un agosto inhábil, la magistrada encargada del culebrón que rodea al nuevo equipo de Juan José Hidalgo Acera vuelve este lunes al trabajo comprobando que su auto judicial no se ha cumplido y que pese a las peticiones expresas, desde la RFEF han regateado su decisión.

Será ella junto a los administradores concursales, que tienen mucho que decir si realmente luchan por los intereses de los acreedores de la UDS y que ven que esa venta podría ir al traste si finalmente Hidalgo no puede tener un equipo en Segunda B. Previsiblemente, así lo creen desde el entorno del empresario salmantino, serán los que principalmente deban mover ficha.

La juez deberá valorar el caso e incluso poner las multas que crea pertinentes si entiende que su auto se ha burlado y que no se ha cumplido hasta en las tres ocasiones que lo ha exigido, causando un grave trastorno al proyecto salmantino, que este lunes, cuando se cierra el periodo de fichajes, no tiene futbolistas.

Con su vuelta, se abre un periodo en el que los clubes interesados creen que habrá solución, en todo caso en el club de Hidalgo con una resolución que obligue a la inscripción del club aunque todavía no sea SAD, teniendo en cuenta que se ha completado el proceso y que todo está a expensas del visto bueno del Consejo Superior de Deportes.

María Jesús Martín y la administración concursal han vuelto de vacaciones, periodo en el que han seguido en la picota. Ahora que pueden actuar y hacer algo a favor del fútbol en Salamanca, los clubes esperan que lo hagan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído