"La gente está con muchas ganas de agradar", asegura el entrenador de Perfumerías Avenida, Víctor Lapeña, en su estreno en el banquillo salmantino y ante su nueva afición en el pabellón de Würzburg este miércoles en partido de Euroliga.

En declaraciones a la página web del club, asegura que no siente la presión del cargo y la situación deportiva. "Lo que pensamos en hacer de las cosas que conocemos bien. Trasladar lo que hacemos en cada entrenamiento al partido. Sin pensar mucho en la importancia del choque, porque si pides demasiado a estas alturas, tendremos problemas. Hay que estar tranquillo". De hecho, no se muestra nervioso ante su debut, aunque reconoce que "a medida que nos acerquemos al miércoles antes del partido sí que empezaré a tener mariposillas en el estómago".

 
Del rival, Mondeville, considera que "es un rival muy físico, que usa mucho las manos, que son capaces de cambiar todos ataques buscando el contacto. Tenemos que observar lo que ocurre y adaptarnos bien a este nivel de intensidad para superarlo". Pero jugar en casa es un favor muy favorable en estos momentos, "jugar en Würzburg no es un punto, son muchos puntos".
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído