Victoria complicada de la selección española sub-20 para sumar su segundo oro consecutivo en un Europeo. En esta ocasión, fue Italia la que estuvo enfrente y la que sufrió la intensidad defensiva de las de José Ignacio Hernández y el alegre juego ofensivo durante buena parte del partido que a punto estuvo de verse echado por tierra en el último cuarto. Finalmente, España venció por un marcador de 71-69 con dos tiros libres en el último segundo. 

El comienzo, eso sí, no fue fácil. Las italianas comenzaron muy fuertes y se pusieron por delante. Además, la representante de Perfumerías Avenida e importante jugadora para la selección, Laura Quevedo, se tuvo que retirar lesionada en el primer cuarto debido a un golpe con su compañera Helena Orts. 

A pesar de ello, las españolas se supieron reponer para, poco a poco, ir distanciándose en el marcador. Un parcial de 18-2 al término del primer cuarto ya las situó con un 26-14 favorable que se convirtió en un 44-26 al descanso que hacía presagiar una segunda parte cómoda.

Las italianas, sin embargo, no se rindieron y en el tercer cuarto demostraron por qué habían llegado a la final. Con mucho ímpetu, empezaron a recortar hasta situarse a diez puntos en dos ocasiones, aunque una canasta de Lo Sylla puso una diferencia de más doce al término del tercero. Todo esto sin Laura Quevedo, que no volvió a salir a pista. 

Quedaba el último empujón y ambas selecciones lo dieron. Ninguna daba su brazo a torcer pero eran las italianas las que debían poner más para remontar y lo hicieron. A falta de cinco minutos, se habían puesto a solo cuatro puntos después de malas selecciones en ataque que propiciaban contragolpes. Nunca dejaron de creer las italianas y siguieron recortando hasta empatar el partido a 17 segundos del final con un gran triple de Zandalasini. 

La emoción, que parecía no poder ir a más, todavía tuvo su protagonismo. Volvió a pista Laura Quevedo para los últimos 17 segundos y a ella fue el balón pero lo tuvo que soltar rápidamente ante la presión italiana. Fue Laia Flores quien se la jugó y a la que le pusieron un tapón. Sin embargo, fue capaz de coger el mismo rebote para, debajo de la canasta, recibir una falta de tiro a falta de un segundo. Los dos libres fueron para dentro e Italia tuvo tiempo para poco. Todavía, eso sí, pudieron lanzar y el balón rebotó en el aro. Con suspense, pero España es campeón de Europa otra vez. 

Para redondear la jornada, Laura Quevedo también estuvo en el quinteto ideal de la competición por segundo año consecutivo ya que en el Eurobasket de Gran Canaria el año pasado, volvió a repetir la historia, en aquel caso sin susto. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído