Al son del ritmo que marca Silvia Domínguez (25 puntos) venció Perfumerías Avenida a Campus Promete (67-60). El equipo, sin hacer un gran juego, se sobrepuso a un correoso rival y a una afición que parece haber sentenciado al técnico Alberto Miranda, que este encuentro volvió a escuchar pitos en diversos momentos.

Desde el comienzo se vio que el duelo iba a marchar a tirones. Tan pronto Avenida anotaba un 6-0 de parcial como Promete devolvió un 0-5. Las charras se manejaban al ritmo de una espectacular Silvia Domínguez, que no solo guía sino que también anota y se echa el equipo a la espalda.

Un parcial de 9-0 puso a las salmantinas con una renta cómoda tras un triple de Marginean. Pero Promete reaccionó e igualó el choque. De nuevo, en un arreón perfumero son Silvia a la cabeza se llegó al final del primer cuarto (20-16).

El arranque de segundo cuarto llegó con dos canastas consecutivas de Gidden y Gemelos que elevaron la renta a ocho puntos (24-16). Pero las visitantes imprimieron un parcial de 2-11 que dinamitó el choque y puso el 26-27 en el tanteador.

Mientras tanto, Würzburg pitaba al entrenador por decidirse por Gemelos como segunda base y dejar en el banquillo a Mariona Ortiz sin disputar ni un solo segundo. En la recta final previa al descanso, Silvia penetró, se paró y se levantó para encestar en varias ocasiones y mandar a las charras en ventaja al descanso (36-32).

El tercer cuarto fue muy malo. De hecho, con siete minutos transcurridos, el marcador era 42-34. Pero una reacción con dos triples de las visitantes dinamitó el choque para entrar en los últimos diez minutos con tres de ventaja (47-44). Silvia y Gidden eran las mejores y casi las únicas de las locales.

Al inicio del último cuarto, las charras mejoraron y lograron una ventaja de diez puntos con un triple de Gemelos y una canasta contra tabla de Vitola. Con dos triples más de Silvia, Avenida estiró la ventaja hasta los catorce puntos a falta de cuatro minutos (64-50).

Pero Campus Promete elevó la presión a toda la pista e intensificó su dureza ante el beneplácito de la pareja arbitral. Eso le hizo recortar diferencias con un parcial de 0-8. Pero Silvia cogió el balón para dormirlo y dejar en casa un nuevo triunfo azulón.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído