Aquimisa se impuso en uno de los desplazamientos que el conjunto charro tiene marcados en rojo para seguir optando a la fase de ascenso a Liga EBA. Sin embargo, el triunfo no fue fácil, ya que los salmantinos habían completado una mala semana de entrenamientos, con bajas por exámenes o problemas físicos.

Por esta razón, a Aquimisa le costó un mundo entrar en el partido, muy espesos en ataque y con una defensa muy deficiente. El equipo se mostró bastante precipitado durante los 40 minutos: "Parece que nos cuesta mantener la concentración y creernos que si estamos arriba es porque sabemos hacer las cosas bien", reconocía tras el encuentro su entrenador, Avelino García.

Aquimisa, además, sufrió durante todo el partido para atacar la zona que le planteó su rival y, fruto de estos errores, a punto estuvieron de ceder el triunfo. De hecho, en los últimos cinco minutos del partido, cuando los charros estaban 51-58 arriba, encajaron un 9-0 en contra que puso al Juventud del Círculo dos arriba (60-58) gracias precisamente a un mal ataque contra zona que finalizó con Burgos corriendo y poniéndose por delante en el luminoso.

Sin embargo, si algo ha demostrado Aquimisa en este partido es que sabe sacar el carácter cuando se ha visto acorralado y, de hecho, un robo de balón en ese momento crítico y la posterior canasta tranquilizaron los ánimos del equipos, que supo contemporizar para imponerse finalmente a domicilio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído