Pasan los días y a la UDS se le sigue resistiendo la posibilidad de incorporar a un segundo entrenador para Pablo César Zegarra, algo que el peruano confiaba en que se cerrara la pasada semana, como él mismo manifestó, pero que entre unas cosas y otras sigue sin producirse.

La situación económica de la Unión y el proceso concursal ralentizan este tipo de decisores, más si se tiene en cuenta que la llegada de un nuevo efectivo al cuerpo técnico blanquinegro supone un gasto extra.

Julio Iglesias, que ya estuvo la pasad campaña, es la petición de Zegarra, un hombre que conoce ala perfección y que vendría bien para entrenar específicamente a los guardametas, como ya hizo el pasado curso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído