El Multiusos Sánchez Paraíso se ha llenado esta noche para ver el partido de la selección española de baloncesto que le ha enfrentado a Túnez en encuentro preparatorio para los Juegos Olímpicos. Desde dos horas antes de comenzar había largas colas para acceder al pabellón. Niños y mayores, familias y amigos se concentraban ataviados con sus respectivas camisetas, porque 'la roja' trasciende deportes. En los alrededores cientos de personas han disfrutado con el espectáculo de mates y acrobacias.

Dentro del multiusos tampoco cabía un alfiler. Las gradas estaban al completo para ver la disputa de la tercera parada de la Ruta Ñ-12. Más de 5.000 personas formaban una afición que ha estado apoyando a la selección española. Ésta es la primera ocasión en la que españoles y tunecinos se ven las caras fuera del encuadre de unos Juegos del Mediterráneo. En ellos, cuatro partidos saldados con victoria para España, al que en esta ocasión se suma un quinto. Por ello, SALAMANCA24HORAS no ha querido perderse un evento de estas características. Una ciudad tan entregada al baloncesto como la charra tenía ganas de vibrar con la selección y así lo ha hecho

Desde las 20.30 horas ya se vivía el ambiente de triunfo en el terreno de juego. Los de Túnez comenzaron a dar sus primeros pasos durante el calentamiento y después entró parte de la selección española con fuerza: Felipe Reyes, Claver, San Emeterio, Pau Gasol y Marc Gasol iniciaron las primeras llamadas entre los aficionados que iban llegando durante su calentamiento previo a la competición. A las 21:30 horas el Multiusos estaba repleto. El ambiente era espectacular: animadoras, acróbatas, música y gradas repletas de aficionados de múltiples lugares de España; en su mayoría de Extremadura y Valladolid. 

En su tercera parada, la Ruta Ñ-12 ha reunido a más de 5.000 personas en las gradas del Multiusos con el fin de apoyar a una selección que acumula ya nueve victorias seguidas y que ha tenido un parón de dos años. Ante Túnez era el momento de ampliarla y sumarse otra y lo ha conseguido. Suena el himno de Túnez y el himno español y comienza el primer cuarto con las cinco iniciales: Calderón, San Emeterio, Felipe Reyes, Rudi Fernández y Pau Gasol.

Inicio del partido algo apagado

El partido comenzó con la Selección Española un poco fría, sin intensidad atrás y muy atascada en ataque; sin ideas y basando su juego sólo en balones interiores a Pau Gasol. Túnez, a pesar de ser inferior físicamente, le creó problemas a España, trabajando muy bien en defensa y con mucho orden e inteligencia en ataque, llevando el partido al ritmo lento que les interesaba. La consecuencia es un final de primer cuarto con una diferencia de y tan sólo cuatro puntos a favor de España: 18-14. Quizá por ello Scariolo pensaba que no las tenía todas consigo, de ahí su desconfianza en la Selección Africana. 

Seguía sonando el “a por ellos”, la gente gritaba en las gradas y el ánimo se tradujo en un inicio del segundo cuarto con una España más intensa atrás, pero algo atascada en ataque, provocado por las defensas cambiantes tunecinas. Pero la salida de Sergio Rodríguez lo cambió todo, ya que imprimió un ritmo en ataque muy alto y con mucha intensidad atrás, contagiando a sus compañeros y poniendo la situación en su sitio; la grada se lo agradeció y el segundo cuarto finalizó de nuevo a favor de España: 43-25

Durante el tercer cuarto la Selección se mostró muy fuerte en defensa y corriendo muy bien, resolviendo con posesiones cortas. Túnez bajó los brazos en defensa y perdió la paciencia en ataque, facilitando el paseo militar español, que continuó en el último cuarto. Scariolo sentó, definitivamente, a sus hombres más importantes, sacando a pista 'a priori' a los menos importantes. España consiguió mantener la intensidad y no bajar el ritmo de juego. El resultado del penúltimo cuarto quedó marcado por una amplia diferencia ventajosa para los españoles: 72-38.

El partido finalizó con la victoria española: 95-56. En definitiva, el típico partido contra un rival muy inferior, en el que España salió relajada, pero una vez que se metió en partido, allá por el minuto 15, demostró ser una pontentísima selección, con las ideas muy claras, un banquillo muy largo y una superioridad física y técnica apabullante que no defraudó a la afición. Éste se salda como otro paso adelante en la preparación de los Juegos Olímpicos, en la que España es clarísima candidata a medalla. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído