​Se marcha uno de los ‘invisibles’ de Unionistas: su delegado Javi

Uno de los socios fundadores del club explica que necesita tiempo para su familia y, con un nudo en la garganta, deja el club entre muestras de cariño de jugadores, antiguos futbolistas, directivos y cuerpo técnico

 Javier García Sides
Javier García Sides

Unionistas está compuesto de muchos voluntarios ‘invisibles’ que hacen más grande al club. Uno de ellos es Javier García Sides. El delegado del club ha anunciado su adiós para dedicarse a la familia y, entre muestras de cariño de todas las partes del club, será una más en la grada.

Decisión de dejar de ser delegado de Unionistas. “Me voy de Unionistas porque a veces hay que anteponer la vida personal y familiar a algo que sientes muy adentro. Lo primero es mi familia. Es un paso muy difícil por dos motivos: el primero es que yo disfrutaba haciendo lo que hacia (sobre todo el tema de lavandería) y el segundo por dejar a mis compañeros. Es muy complicado dejarlos. Sé que les dejó un marrón porque lo que hacíamos entre tres, ahora lo tienen entre dos (Torrens y Alvarito). Ese era otro motivo por el que me costaba dar el paso”.

Tareas en el club. “Fundamentalmente, las que no se ven: tema de lavandería. Íbamos seis días a la semana. Eso implica dos horas y media o tres diarias de estar allí. Y luego las funciones más visibles de delegado en los partidos y en los viajes. Toda la parte logística”.

Su llegada al club. “Una vez que desapareció la Unión, los que me conocen sabían que mi relación con el fútbol había terminado. Pero la gente que ha movido Unionistas es la gente que de verdad luchó porque la Unión no muriera. Yo conocía a Javier Tejedor y él me llamó para echarles una mano. Por entonces, yo ya era socio. Fue a los dos meses de crearse el club. Me encantó como se funcionaba desde dentro”.

Primer equipo. “El principal motivo de llegar al primer equipo fue que Torrens era el delegado y en Regional se marchó a trabajar a Ciudad Rodrigo. Astu quería un delegado que estuviese en los entrenamientos y Garci, que estuve con él en el juvenil, me convence para ser delegado del primer equipo. Ese primer año iba a los entrenamientos”.

Mejor momento en Unionistas. “Hay muchos momentos importantes que no ve la gente y son internos pero el momento en el que Razvan mete el penalti es difícil de superarlo”.

A disfrutar en la grada. “Creo que veré el fútbol en Las Pistas y pronto en el Reina Sofía. Esperemos. Quiero ver los partidos desde arriba, ir con mi hijo al fútbol y animar como uno más. Me apetece ir con mi hijo al fútbol porque no pude llevarle a ver a la Unión porque él era muy pequeño”.

Unionistas. “Para mí, Unionistas es la esperanza. La esperanza de que hay algo en este fútbol otra forma de luchar por algo que te gusta. Todo el mundo que trabaja en Unionistas acaba viendo muchas cosas de dentro del fútbol y lo hace porque siente a su equipo de verdad”.

Apoyo tras anunciar su marcha. “Es un día complicado porque el móvil ha sonado muchísimo. Lo he pasado mal. Son muchos recuerdos y me he tenido que salir alguna vez de la oficina porque se me estaba haciendo cuesta arriba. Ya me costó mucho tomarla pero hoy ha sido un día difícil con tantas muestras de cariño”.

Todavía le duele la desaparición de la Unión. “Es evidente. Hay mucha gente que le gusta el fútbol. Pero yo solo veía a la Unión. Era lo que me unía al fútbol. La herida de la desaparición de la Unión nunca va a cicatrizar. Nunca”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído