Aunque continúa en puestos de descenso, el Navega dio este domingo un importante paso en la lucha por la salvación, al apretar la zona baja de la clasificación con una victoria contra el Navarrés. Los vallisoletanos llegaban a Salamanca con solo trece jugadores e inmersos en una mala racha, y con solo un punto de ventaja sobre los escolares se meten en serios problemas.

El equipo que dirige Jacobo buscó en todo momento el fallo rival, y pronto se le puso el partido de cara con un golazo de Rivas en una internada por la banda izquierda que acabó con un tiro cruzado para adelantar a su equipo. Mejoraron aún más las cosas antes del descanso, ya que dos goles de Kike sentenciaban el choque.

El Navega se centró en no dar vida al Navarrés, y en una aburrida segunda mitad se centró en controlar el partido, en el que pasaron pocas cosas. Y con el tiempo casi cumplido un disparo lejano de Heimon se convertía en el cuarto tanto local, dando aún más moral a los salmantinos para afrontar las jornadas que quedan. La única mala noticia para los pupilos de Jacobo fue la lesión de Álex, que se retiró en el descanso tocado de la rodilla y a falta de pruebas podría perderse lo que resta de temporada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído