Pese a haber sumado 18 de los últimos 27 puntos posibles, el Navega llegará a la última jornada con la necesidad de ganarle al Universidad de Valladolid para asegurarse la salvación. Si no, los escolares deberán tirar de la calculadora, y depender de los resultados en el resto de partidos.

Este sábado los pupilos de Jacobo Ramalho se enfrentaban a un rival directo, y lo hicieron centrándose en no cometer errores. Ese mismo objetivo es con el que se plantó el Zamora B, abusando ambos del juego directo para esperar un fallo del contrario, y los minutos fueron pasando sin ocasiones de gol y escasas aproximaciones al área. Los errores no hicieron acto de presencia, y tanto los zamoranos como el Navega acabaron llevándose un punto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído