El Navega logró este domingo una importante victoria a domicilio para ir sumando puntos y asentándose en la zona tranquila de la tabla. Los de Garrido, a través de la paciencia, sacaron adelante su visita al Benavente y vencieron 1-3.

Un fallo garrafal en el minuto 2, con una cesión que se queda corta, hacía que los zamoranos se colocasen con ventaja, pero los de Jacobo Ramallo fueron trabajando hasta igualar la contienda en el 61, al anotar Yarte un penalti provocado por él mismo. Esa acción dio todavía más alas a los salmantinos, que se provecharon de un error de los locales, siempre con ansias de agradar y de jugar, para conseguir el 1-2 por medio de Álvaro García.

Con los locales volcados hasta con su portero, el propio Álvaro García colocaría en el tiempo de añadido el 1-3 final, que es un gran respiro para los charros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído