Juan José Pascual tiene cada día que pasa más claro que deberá desprenderse de su accionariado de la Unión Deportiva Salamanca reduciendo el valor de las mismas si lo que quiere es ingresar algo a su cuenta por ellas. Lo que vienen reiterando los administradores concursales, el que esa es la principal solución y sin llegar ninguna todo valdrá cero y nadie cobrará, parece que está siendo valorada seriamente por el máximo accionista.

Ya semanas atrás, en el club, como los administradores o los otros máximos accionistas, veían esta medida con buenos ojos más teniendo en cuenta que ellos, pese a que se les pedía, no podían dar ningún paso en firme sin saber las intenciones de Pascual, desparecido para todos y que parece cruza únicamente palabras con su asesor económico, Bernardo Velasco, que acudió en su representación a la reunión con los administradores, así como con Paco Caste, actual presidente.

Parece que Pascual estaría esperanzado en poder conseguir algo con la venta de sus acciones y dejar paso a alguien interesado en hacerse con el control de la UDS, aunque aquí reside el principal problema, el que haya alguien que además de hacerse cargo de la deuda que quede tras el concurso de acreedores abone a Pascual el montante que éste considere por las acciones tras esa reducción de valor de las mismas.

En este sentido, no cabe duda que el conseguir reducir del todo el capital y que las acciones no valgan ni un céntimo sería lo perfecto para una ampliación de capital que favorezca al club, aunque a nadie se le escapa que esa medida, de momento, no pasa por la cabeza del máximo accionista, que sí está dispuesto a negociar y bajar el valor de las acciones que él tomó pero parece que no a regalarlas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído