El regreso de Juan José Hidalgo a la Unión Deportiva Salamanca para llevar a cabo un proyecto deportivo solvente y de garantías se evapora. La familia Hidalgo ha dado un paso atrás tras analizar el documento firmado por el máximo accionista de la UDS hasta esta temporada, Juan José Pascual, acuerdo por el cual recuperaría parte de su dinero invertido a través de acciones en la ampliación de capital, que después serían recompradas por un valor de unos 2,2 millones de euros.

Este fin de semana se reunieron en Barcelona uno de los miembros de la familia Hidalgo, Juan Antonio, y el empresario Silvestre Sánchez Sierra, quien siempre ha ayudado a la Unión en sus momentos más delicados. Pero la jugada de Pascual, junto con la falta de una solución al aval de Hidalgo y Pascual en el Banco Popular, hacen que de momento la entrada del ex presidente de la UDS durante su presencia en Primera División sea remota.

Pascual asegura que está dipuesto a flexibilizar las condiciones del acuerdo que tiene con el consejo, como así ha hecho llegar por carta a los administradores concursales de la UDS, pero ni aún así se satisfacen las perspectivas de la familia Hidalgo. No obstante, esta semana podría haber un encuentro en Salamanca que podría ser definitivo. Entonces se sabrá si el paso hacia atrás si una dirección o en cambio es para coger impulso y dar dos adelante.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído