A punto estuvo el Peñaranda de lograr una victoria de prestigio para poner más tierra de por medio con respecto al descenso. Pero pese a que llegaron a disfrutar de una defensa de dos goles, y que el Villaralbo acabó el partido con tres jugadores menos, los de Peque regresan de la localidad zamorana con un punto.

Los salmantinos sorprendieron a uno de los mejores equipos de la categoría con su presión alta, impidiéndoles tocar y saliendo a la contra cada vez que recuperaban el balón. De este modo llegaron las primeras acciones de peligro, las cuales acabaron en gol. El primero lo convirtió Albertín en el 34 con una falta lanzada magistralmente, y el segundo lo anotó Dela dos minutos después en una jugada bien llevada por Héctor. Estos minutos locos finalizaron en el 37 con un disparo de Pablo Gallego que recortaba diferencias en el marcador.

Después del descanso el partido se volvió bronco, y acabó poniéndose de cara para los visitantes, que vieron como Vaquero y Jeffrey, ambos del Villaralbo, eran expulsados. Pero gracias a la experiencia, el equipo zamorano logró empatar a balón parado cuando restaban seis minutos por medio de Rober, viendo cómo otro de sus jugadores, Samu, veía también la tarjeta roja.

Este punto mantiene la mejoría de los de Peque, que pese a sumar únicamente dos puntos en las siete jornadas logran alejarse poco a poco del descenso. Hoy pudieron aumentar la velocidad de la huida de los puestos de peligro, pero el Villaralbo les frenó.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído