Uno de los equipos salmantinos que militará de nuevo el próximo curso en Regional Aficionados y que fue una de las revelaciones del año, el Peñaranda de Bracamonte, ha comenzado con una remodelación de su equipo, algo obligado por las marchas de futbolistas en relación a esta última temporada.

Con Peque de nuevo al frente y escudado por Fernando Ferreiro, los peñarandinos sólo cuentan actualmente con ocho efectivos del último curso, a los que se pueden sumar dos jugadores que son duda, Dela y Marcial. Por el contrario, el bloque charro perderá a Toñito, Mikel, Juanan, Carlos Rubio, Gustavo, Luis, Zorita y Alberto Siesto.

El técnico busca nuevos refuerzos que puedan servir para seguir siendo un equipo combativo en la categoría y que no pase apuros para lograr la permanencia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído