Durísimo golpe para el Club Deportivo Guijuelo que pasó de ser segundo durante el partido a terminar la jornada en el quinto puesto. La victoria del Oviedo no favorecía los intereses chacineros y mucho menos un traspiés con el que no se contaba después de un primer tiempo bastante cómodo.

El Guijuelo salió bien al partido y tuvo la posesión del balón y las mejores ocasiones en la primera media hora. Los visitantes daban muestras de fragilidad en defensa y aparecían los espacios a su espalda. Peña aprovechaba su velocidad para romper una y otra vez la defensa gallega hasta que consiguió su gol. No fue la única ocasión local porque Pino y Chuchi tuvieron oportunidades para ampliar el marcador. Sin hacer un fútbol brillante, los locales no tenían ningún problema para controlar el partido y de hecho Wilfred no intervino.

Muy diferente fue la segunda parte. El Coruxo se lo fue creyendo poco a poco y empezó a dominar el centro del campo. Aparecieron entonces los futbolistas de calidad y se veía venir el empate. Si no llegó antes fue por la falta de puntería de los visitantes. El gol terminó llegando a diez minutos del final cuando Reguero superaba con una vaselina a Wilfred y Claudio cabeceaba sobre la línea. En la jugada Reguero fue arrollado y quedó tendido en el suelo sin moverse. Después de sufrir vómitos y convulsiones apareció la ambulancia.

El Guijuelo quiso recuperarse y lo consiguió. Tuvo tiempo para generar dos clarísimas ocasiones de gol en el pie izquierdo de Chuchi. Primero una falta que rozó el palo y después un disparo que se marchó al mismo lugar. Finalmente no hubo tiempo y el mazazo es tremendo para los locales que caen de los cuatro primeros a falta de tres partidos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído