El nuevo campo de césped artificial de La Salud, inaugurado recientemente, está asentándose bien. Así lo asegura el coordinador del club, Fernando Paulino, que asegura servirá para dar un pequeño descanso al de césped natural, en mal estado debido a la carga de partidos que ha tenido que aguantar en los últimos tiempos. "Antes era imposible jugar tantos partidos en la hierba natural. Habrá que recuperarlo", ha asegurado. 

El coordinador, sin embargo, se ha mostrado cauto con la nueva instalación. "El tiempo ha acompañado bastante. Ya veremos si aguanta cuando venga un chaparrón", ha dicho, al tiempo que anunciaba que ya ha propuesto al Ayuntamiento una ampliación en el número de vestuarios. "Ahora tenemos cuatro vestuarios, lo justo para que se juegue uno arriba y otro abajo". Sin embargo, afirma Paulino, en el de césped natural juegan ahora el equipo de Provincial Aficionados, Regional Juvenil y algún cadete e infantil. 

Sobre el espacio que pueda quedar libre en las instalaciones, el coordinador ha asegurado que es un desahogo aunque tampoco sobrará tanto ya que el Pizarrales cuenta con 18 equipos y durante el fin de semana, además, hay que añadir los partidos de fútbol modesto. Además, por la noche, asegura Paulino, en el campo de abajo es preferible no jugar debido a la poca luz que hay. "El viento ha movido los focos y ahora están mal orientados. Encima se han fundido tres por lo que hay muchas sombras y es casi imposible la práctica del fútbol. Si alguien necesita campo, yo le paso los horarios del Pizarrales y, si hay un hueco que pueda aprovechar, perfecto".

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído