Aunque la consigna dada por Juan José Hidalgo Acera es la de no mover nada del nuevo club hasta conocer la inscripción, lo cierto es que la reforma de su proyecto empieza a tomar fuerza, bien porque aunque se diga una cosa es para despistar o se hace otra o porque a espaldas del propio Hidalgo se hacen movimientos.

Y es que el alto salario de Siviero pudiera hacer cambiar de elección para el banquillo al presidente de Globalia o al menos eso parece por la forma de actuar de algunos consejeros.

Y es que según ha podido conocer SALAMANCA24HORAS, uno de las personas de ese nuevo equipo de Hidalgo en Salamanca, Toño González Mediero, telefoneó esta semana a Carlos Pouso, ex entrenador del Mirandés, para ofrecerle el banquillo del nuevo Salamanca, algo que desde un primer momento rechazó el que también en su día fuera entrenador del Guijuelo.

Pouso, que además dejó los banquillos de momento para someterse a una operación, no habría accedido ni a conocer las condiciones, ya que el ofrecimiento no deja de ser un proyecto de momento sin jugadores y que no es fijo que salga adelante. Un movimiento de este dirigente interpretable hacia un posible cambio de proyecto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído