El encuentro comenzaba con un bajo nivel de anotación y con errores en las dos canastas. Charras y checas no encontraban fácilmente aro, aunque era en el rebote donde las de Miranda estaban flojas de inicio, permitiendo balones sencillos para las de Praga, que tras seis minutos dominaban por seis puntos (6-12).

Powell quería el protagonismo y lo cierto es que lo logró jugándose canasta, anotando, fallando y estando atenta al rebote. Bien secundada por las jugadoras nacionales, Avenida buscaba recortar ventaja para intentar irse por delante tras el primer periodo. El baloncesto de las charras tenía momentos de brillantez y el movimiento de balón de las de Miranda hacía daño a las visitantes, pero un triple de Vitecková y un dos de Brunson permitían a las checas dominar tras los primeros diez minutos (17-19).

Volteaba de inicio el tanteador Avenida, llevando el ritmo una buena Isa Sánchez. Pese a ello, llegaban minutos muertos para las salmantinas, que se estancaban de cara a canasta en un encuentro que seguía con igualdad en el electrónico. Era mala suerte la que tenían las locales, que constantemente veían como balones bien lanzados eran escupidos por el aro.

Mientras las locales lo hacían difícil, Praga al contrario, sencillo, lo que dio alas a las de Hejkova, que anotaban cómodo mientras defendían bien el interior perfumero. El resultado, máxima diferencia para las centroeuropeas, nueve puntos, ventaja que mantuvieron hasta el descanso, al que se marcharon 30-39.

Alargaba Praga la máxima ventaja tras el comienzo de tercer periodo. Las foráneas se colocaban trece arriba. Le costaba mucho a las de Alberto Miranda el defender a las de Praga, lo que dificultaba recortar diferencias, puesto que las centroeuropeas se sentían cómodas y manejaban los tiempos del choque, siendo la fortaleza de Brunson en la zona su principal arma.

Las cosas se ponían peores al pasar por el ecuador de tercer periodo, con las de Hejkova diecisiete arriba. Las de Miranda sabían que no podían marcharse a un último periodo tan lejos de su oponente, de ahí la necesidad de recortar un marcador muy rocoso. Le puso ímpetu Marta Fernández con sus bandejas, pero en dos acciones finales de cuarto, las charras permitieron que las visitantes volviera a coger puntos y se marcharan a falta de diez minutos 47-60.

Las de la República Checa acababan de dar el golpe definitivo al duelo en el primer minuto y medio de último periodo, cuando pasaban a dominar por veinte puntos el encuentro. Impotencia en el equipo salmantino y pitos en la grada como quizás nunca se habían oído.

Las salmantinas pasaban a intentar maquillar el marcador, con Willingham anotando hasta tres triples. Al final, tanteador que hacía daño. Praga se daba en Würzburg un homenaje en un partido llamado a ser un punto de inflexión tras el irregular comienzo de campaña de las de Miranda.

ANOTACIONES DEL PARTIDO

PERFUMERÍAS AVENIDA: Fernández (12), Antoja (3), Sánchez (4), Xargay (15), Sliskovic (6), Pina (0), Pascua (5), Powell (4), Sulciute (0), Willingham (16).

USK PRAGA: Skerovic (10), Dubljevic (4), Burgrová (2), Vaughn (10), Elhotova (9), De Forge (4), Lardy (9), Vitecková (9), Brunson (21).


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído