Diego Reyes es la incógnita de cara al domingo y el que mantiene en vilo a Pablo Zegarra. El lateral izquierdo acabó tocado este jueves en una de sus rodillas y tendrá que esperar al sábado para decidir los servicios médicos si puede estar o no en Lezama. En este sentido, el jugador está predispuesto a forzar si es necesario y los servicios médicos del club son optimistas al respecto.

Fue uno de los ausentes del entreno de este viernes, donde los charros estuvieron realizando el típico ligero entreno de dos días antes de encuentro, con fútbol tenis y estrategia. Este sábado está programada la última sesión preparatoria para el envite ante el filial del Athletic y tras la misma Zegarra dará la oportuna citación para disputar la jornada de esta semana.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído