El Navega no tuvo su día ayer. Además de la goleada sufrida en casa ante el Fresno de la Ribera, su portero Ramón tuvo que ser trasladado en ambulancia al Complejo Hospitalario después de sufrir un duro golpe en la cabeza en la disputa de un balón con un delantero rival.

Pese a la espectacularidad del hecho y el susto con el que todo el fútbol salmantino se quedó, finalmente, tras las pruebas pertinentes, Ramón solo sufre un traumatismo cranoencefálico leve, según ha anunciado el club, por lo que podrá volver pronto a los terrenos de juego. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído