El Santa Marta se enfrentaba a un Real Ávila necesitado de puntos, y los de Sergio Hernández, no pudieron evitar la derrota ante un rival que pelea por ocupar la zona alta de la clasificación. Los locales casi lograron aguantar el empate hasta el descanso, pero poco antes de que el árbitro mandara a ambos equipos a vestuarios se encontraron con un gol psicológico. El conjunto abulense, a la contra, perforaba la meta defendida por Darío por medio de Queto.

Este gol dio bastante vida al Real Ávila, que en la segunda parte sentenció el partido con tantos de Trujillo y Gallego. Los de Sergio Hernández acumulan cuatro partidos sin conocer la victoria en el Alfonso San Casto, lo que les impide alejarse de la parte inferior de la clasificación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído