El Reina Sofía es una fiesta: ‘obús’ al liderato

Un tremendo zapatazo de Salinas volteó el duelo en la segunda parte. Los de Dani Mori se imponen por 3-1 al colista Tudelano

Salinas festeja el 2-1 y Rayco se lleva las manos a la cabeza / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM
Salinas festeja el 2-1 y Rayco se lleva las manos a la cabeza / FOTO SALAMANCA24HORAS.COM

El fútbol son dinámicas, dicen los entendidos. Pues Unionistas está imparable. El equipo blanquinegro se impuso por 3-1 al Tudelano en el Reina Sofía con remontada incluida y un nombre propio: Salinas. El lateral izquierdo metió dos golazos para dar la vuelta al partido y ser más líderes.

El once de Dani Mori escondía dos sorpresas: Manu Sánchez y Mandi Sosa. Los dos entraban en detrimento de Marín y Nespral. El lateral derecho aportó mucha potencia en el costado derecho y, junto a Íñigo, fue una amenaza constante para el Tudelano en la primera mitad.

El partido comenzó timorato. Unionistas tardó en entrar en el duelo. Tuvo que recibir el primer tanto para despertar. Fue en una disputa en la que Fernando Román está muy blando, Rodrigo le gana la partida y el cede la pelota a Samanes para que bata sin problemas a Salva.

El gol despertó a los locales. Dos minutos después, Íñigo desbordaba otra vez en la derecha y su centro, tenso, lo remata de cabeza Espina al fondo de las mallas. El ‘20’ se anticipó a todos para poner el 1-1.

Y, antes del descanso, Unionistas mereció el segundo. Un córner botado por Íñigo lo remató De la Nava. Pero el balón lamió el poste. Al filo del intermedio, el ‘10’ hizo magia con un taconazo dentro del área y Rayco, que buscó el palo corto, se encontró con la intervención de Zabal.

Tras el asueto, a Unionistas le costó coger ritmo. Dani Mori probó con un cuádruple cambio. Al campo De Miguel, Nespral, Marín y Montes por Espina, Íñigo, Manu y Mandi.

Pero el nombre propio fue Salinas. Con veinte minutos por jugarse y el partido atascado, el lateral zurdo apareció desde treinta metros y con un obús propio de Roberto Carlos mandó la pelota a la escuadra. Y el Reina Sofía se puso patas arriba.

Aunque quería más. Su proyección es jugador de Primera. Y así lo demostró también en el 3-1. Recibió un pase raso de De Miguel, controló y levantó la pelota sobre Zabal. Fiesta. Otra más. El Reina Sofía vibra con el líder; Salamanca también.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído