La ciudad de Salamanca ha homenajeado este jueves a su Hijo Predilecto, Vicente del Bosque, tras hacer historia de nuevo como entrenador de la selección española en el reciente Europeo. El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, le ha recibido en el Ayuntamiento a Vicente del Bosque, quien ha llevado el nombre de Salamanca por todo el mundo. Sus innumerables éxitos a lo largo de su carrera deportiva, tanto como jugador como entrenador y ahora como seleccionador nacional le han convertido en uno de los mejores embajadores de la ciudad donde nació. 

Al comenzar su intervención Vicente del Bosque ha agradecido “este recibimiento que viene desde hace días” a Salamanca, la que considera su ciudad, ya que “soy salmantino de nacimiento y de crecimiento hasta los 17 años estuve aquí, y nunca me he desvinculado de esta ciudad”. Además, el seleccionador nacional ha destacado la labor de los jugadores, porque “los actores principales por encima de todo son los futbolistas”.
 
Sobre su labor en la selección, Del Bosque ha explicado que es fundamental “la buena convivencia del equipo y un ambiente sano, y esas herramientas se las ponemos nosotros”. En esta misma línea, el seleccionador ha añadido que siempre está dispuesto a escuchar a los demás: “Les damos un orden de juego, un proyecto de lo que queremos, sin cabezonerías y con flexibilidad, hay que saber escuchar, saber oír a los demás”. 
 
Del conjunto nacional, Vicente también ha comentado que los futbolistas tienen un gran espíritu de competencia, y “el espíritu de competencia es importantísimo para competir en el fútbol, y ellos disponen de todo eso”. Respecto al triunfo de la selección, el seleccionador ha afirmado que “esta sociedad está muy necesitada, no sólo de ganar, sino de ejemplos, y según ha continuado los jugadores de la selección son esos ejemplos.

Un chaval de Garrido

 
También, ha señalado que nunca llegó a imaginar que un chaval de Garrido llegaría a donde él ha llegado. Pero Vicente del Bosque también ha querido resaltar el papel del fútbol en este país, ya que “en España se juegan 20.000 partidos cada semana, y hay 700.000 fichas de jugadores federados, y todo eso es muy bueno para todos”. Del triunfo de la selección, también ha indicado que es algo que se debería rentabilizar, porque “en nuestro país es un fenómeno social inigualable”

A la brillante trayectoria profesional de Vicente del Bosque se suma su valía como persona comprometida con la sociedad, siempre disponible para apoyar cualquier causa justa, especialmente en apoyo de las personas con discapacidad y del fomento del deporte base. El técnico nacional saludó desde el balcón principal del Ayuntamiento a los salmantinos que abarrotaron la Plaza Mayor, lugar que, previamente a la final de la Eurocopa, se iluminó con los colores de la bandera de España como homenaje a la selección y a Vicente del Bosque. 

Por su parte, el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ha resaltado la labor de Vicente del Bosque “dando a conocer Salamanca, allá donde va”, y por ser un ejemplo de trabajo y de humildad para los salmantinos. Por otro lado, Mañueco también ha asegurado que “el deporte es capaz de cambiar el mundo, Vicente del Bosque ha sido capaz de que la bandera española sea la bandera de todos los que somos y nos sentimos españoles”. Durante el acto del salón de recepciones del Ayuntamiento, en el que ha estado presente toda la corporación municipal, el alcalde le ha hecho entrega a Vicente del Bosque de una fotografía de la Plaza Mayor iluminada con los colores de la selección. 

Vicente del Bosque

Nacido el 23 de diciembre de 1950 en Salamanca, su vida ha estado siempre ligada al fútbol. Tras jugar en equipos modestos de la ciudad, el 1 de agosto de 1968 recaló en el equipo juvenil del Real Madrid. Tras dos cesiones en Castellón y Córdoba, fue jugador profesional hasta 1984 en el Real Madrid con el que ganó cinco títulos de Liga y cuatro títulos de Copa del Rey. Además fue internacional en 18 ocasiones, jugando con la selección de España la Eurocopa de 1980.

Como entrenador de fútbol destaca su relevante trabajo al frente del Real Madrid entre 1999 y 2003, etapa en la que este equipo consiguió dos Champions League (2000 y 2002), dos Ligas (2001 y 2003), una Supercopa de España en 2001, una Supercopa de Europa en 2002 y una Copa Intercontinental en 2002.

En la temporada 2004-2005 fue entrenador del equipo Besitkas turco y en la actualidad es seleccionador nacional de España desde 2008, habiendo conseguido la Eurocopa, el Mundial con la Selección Española, así como el tercer puesto en la Copa Confederaciones en 2009. Por toda esta trayectoria, en enero de 2010 la Federación Internacional del Fútbol y Estadísticas eligió a Vicente del Bosque como el Mejor Seleccionador del Mundo en 2009. A su brillante trayectoria profesional se suma su valía como persona comprometida con la sociedad. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído