Castilla y León puede ser la sede de la primera eliminatoria que juegue España en la próxima edición de la Copa Davis. Así lo señaló Manuel Antón, presidente de la Federación regional. El rival de esa eliminatoria es Kazajistán. De momento, el plazo para solicitarlo se ha ampliado, ya que la campaña electoral y la crisis económica ha enfriado el interés de los Ayuntamientos. Antón indicó que Valladolid, Salamanca y León había mostrado interés por acoger este choque de Copa Davis, aunque la situación económica no parece aconsejar el esfuerzo que supone organizar un choque de este tipo: 900.000 euros, incluidos los 300.000 de canon. Habitualmente, con el taquillaje se viene a cubrir casi todo el presupuesto que acarrea una eliminatoria de Copa Davis.

La Federación Española tomará una decisión la próxima semana. Las ciudades interesadas tienen estos días para decidirse a dar el paso o tirar la toalla. Antón reconoció que hay negociaciones abiertas con varias ciudades, pero que no hay nada cerrado por el momento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído