Puede que por el cambio de aires en el banquillo, pero el caso es que el Salmantino que ha saltado a Las Pistas del Helmántico, en la tarde de este sábado, ha mostrado actitud en su fútbol dando pocas opciones a la Arandina. Equipo éste último que aspira a los primeros puestos de la tabla y, además, a ser un claro favorito en la lucha por el ascenso siendo uno de los objetivos de la temporada.

Cierto es que los primeros compases de partido a los de María Hernández les costaba encontrar la fluidez que sí parecía tener la Arandina. Esto, sin embargo, no fue impedimento alguno para presentarse bien colocado en el campo y plantando cara al rival en clara señal de igualdad. El Salmantino era un equipo que, por lo menos, había salido a jugar más enchufado que en anteriores ocasiones. De todos modos, hubo momentos en los que el balón abandonó el verde pasando a sobrevolar el campo charro debido a ciertas imprecisiones cometidas por ambos conjuntos que dieron lugar a pocas ocasiones de peligro. Solamente las jugadas a balón parado o los balones centrados al área serían las veces en que las ocasiones tomaran la condición de claras. Y la tónica sería la misma hasta llegar al descanso con tablas en el marcador. Empate a cero en Las Pistas.

 

La reanudación del partido, lo que serían los segundos cuarenta y cinco minutos, comenzó con un Salmantino que cargaba su juego con la misma intensidad que en la primera parte. Aunque, poco a poco, la Arandina trató de imponer su juego para controlar el partido pero justo, aproximadamente a los siete minutos, el Salmantino se adelantaría en el marcador tras la presión y robo de balón y tiro desde el borde del área grande de Diego que nada pudo hacer el meta burgalés. Así las cosas, ventaja de un gol a cero para los charros que poco pudo durar, pues el colegiado señaló un penalti bastante o muy dudoso a los dos minutos.  El encargado de lanzar la pena máxima fue Mato pero Álex detuvo su disparo tirándose por bajo a la izquierda de la portería. Fruto de esta decisión arbitral fue expulsado el galeno salmantino.

 

Las ocasiones de peligro par el conjunto charro vendrían provocadas, principalmente, por la presión, robo de balón y disparos desde fuera del área. O con jugadas a balón parado como la falta botada por Bernal que, si no es por la actuación del portero burgalés que echó el balón a córner por encima del larguero, estaríamos hablando del dos a cero para el filian unionista. Aproximadamente a los veinte minutos de la segunda parte, Sobrino cayó lesionado por un golpe, obligándole a abandonar el terreno de juego. Le sustituyó Nacho.  En ese momento, lo más destacable del encuentro fueron el intercambio de llegadas por parte de ambos conjuntos y un par de contras del Salmantino que Toni, tras intentar finalizar ambas, no vio resultado. Restaban diez minutos para el final del choque y María dispuso de otro cambio más. Entraría al campo Fuertes dando salida a Diego.

 

En los últimos compases la Arandina trató de buscar el empate por todas las vías posibles apretando más la salida de balón. La máxima tensión llegó ya en el descuento cuando, tras un saque de esquina favorable a los visitantes, el remate de Niche a punto está de colarse si no es porque la defensa blanquinegra sacó el balón prácticamente de debajo de los palos. El caso es que el Salmantino logró una victoria importantísima que, sin lugar a duda, le servirá para tomar aire y, quién sabe, intentar encadenar una racha de resultados positivos que les saquen de la zona crítica de la clasificación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído