No está siendo la mejor temporada del Cavern Irish Pub Bar Tattos. Ni la mejor ni la que hubieran deseado al comienzo de la misma. El conjunto se estrenaba en el Salmantino Vegapiel, en la nueva Segunda División, para dar guerra y, al final, se han dado guerra entre ellos mismos pese a contar con un buen equipo, el mejor desde que se formó.

Y es que, quizás, ese haya sido el problema. Después de muchas temporadas en la zona baja, en la pasada, en el Vasco de Gama, ya se dejó entrever una mejoría que amenazaba al resto. Con esa sensación llegaron al Salmantino Vegapiel y de un golpe se la sacaron. No es que sean malos, es que cualquier equipo siempre te va a complicar los partidos con su entrega y eso siempre hay que igualarlo.

Aun así, y a pesar de las pequeñas discusiones por ver quién juega, el ambiente en el conjunto es excepcional. Esta temporada se han hecho cargo de ello Julio, Dani y Charly, tres amigos más que se ven con ?el marrón? de tener que decidir quién juega y quién se queda fuera. Esto, obviamente, lleva a piques que se acaban solucionando con las cervezas del tercer tiempo. Ahí sí que cabe toda la convocatoria.

Y es que la situación en la tabla en esta ocasión no tiene que ver con poco compromiso. Al revés. En los dos últimos partidos han acudido hasta 23 jugadores cuando solo se permiten 17 para el encuentro. Por ello, entre otras cosas, tienen claro que seguirán en el fútbol y lo harán en el Salmantino Vegapiel, una competición con el aliciente de subir a Primera, aunque la dificultad para ello sea importante.

La base, con tanto compromiso, se quedará y el resto lo completarán con otros jugadores. El principal objetivo es que permanezca el buen ambiente y, a poder ser, que llegue un entrenador de fuera que no tenga una relación de amistad con los jugadores y así poder seguir avanzando. Independientemente de que se consiga o no, a principio de temporada, además, habrá que dejar claro cuál es la meta deportiva y actuar en consecuencia.

Pero, eso sí, lo importante, lo verdaderamente importante es que el equipo siga disfrutando del fútbol y de los compañeros. Lo tienen claro en el Cavern Irish Pub Bar Tattos. Esto está para divertirse y ellos lo hacen. Ganar siempre ayuda y después de cada partido siempre lo hacen. Con el grado de compromiso que desprenden también lo hacen en cada partido.

La plantilla está formada por Raúl y Kike (porteros); Antonio, Rubén, Litos, Pecu, Lolo, Cebollo, Choche, CJ y Jorge (defensas); Sevi, Toño, Verde, Juanjo, Hache, Galeano, Nandis, Álvaro, Peña y Nando (centrocampistas); Isma, Albert, Juanqui y Sergio (delanteros); Julio, Dani y Charly (entrenadores).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído