El Jai Alai es un histórico del fútbol base y modesto. Los juveniles, después de acabar esta etapa, pueden seguir jugando en el Salmantino Vegapiel, donde este año disputan la Primera División. Allí están pasando malos momentos al marchar últimos en la tabla empatados a puntos con Hermaflor Ledesma y a cuatro puntos de la salvación, en la que confían.

De hecho, este mal inicio, en el que solo han sido capaces de ganar un encuentro, lo achacan a una plantilla corta en la que, además, la mayoría son nuevos. El equipo se ha renovado completamente de la temporada pasada a esta hasta que, incluso, solo quedan seis veteranos. De los 17 que comenzaron la plantilla, los compromisos laborales no les permitían a muchos acudir a los encuentros por lo que apenas se podían realizar cambios ante el cansancio de los titulares o, simplemente, ante un partido que necesitara otra cosa.

Por ello han ampliado la plantilla en otros cinco jugadores que acaban de comenzar y que todavía se tienen que acoplar a la disciplina. Cuenta Manu, uno de esos veteranos, que están consiguiendo hacer un buen equipo como demuestra el hecho de plantarle cara a Café de Peter en la semana pasada aunque el no conocerse de nada dentro del campo se nota y en ello están trabajando para su objetivo.

En lo que sí están de acuerdo con otros conjuntos es en la competitividad que se ha ganado con el nuevo sistema de descensos. Según dice le otorga más presión y carácter a los conjuntos, que deben luchar hasta el final. Se gana en competitividad y también en calidad con los refuerzos que año a año van haciendo los equipos. En las seis temporadas que Manu ha jugado ha notado una paulatina mejoría en todos hasta el punto de que cualquiera puede dar 'un susto' a cualquiera durante la temporada.

También, poco a poco, se va ganando en compromiso, uno de los problemas que tenían muchos equipos. Para ello ayuda la profesionalidad a la que se le está dotando a los trofeos como demuestra el nuevo chándal o la sudadera del Jai Alai, por el que a principio de temporada pagan 75 euros. El resto de la financiación de la temporada la pone el presidente y, en muchos años, también se consigue a través de la venta de papeletas en Navidad.

Esta cuota sirve para dotar de compromiso al conjunto, que ya mira con ganas el próximo partido. Confían en sí mismos y en sus posibilidades y saben que una victoria puede ser vital, no tanto por los tres puntos como por recuperar una moral y ver y no solo creer que sí pueden. Para ello necesitan anotar más goles ya que, si bien hay varios equipos con más goles en contra, solo uno marca menos. Este 'mero' hecho es lo que le está separando de estar más arriba, incluso en mitad de tabla, donde les gustaría estar. De momento, eso sí, está el descenso. Luego, hasta donde se pueda llegar.

La plantilla está formada por Emilio y Orestes (porteros); Carpi, José, Héctor, Álvaro, Juanan, Isi, Alfonso, Guille y Javi (defensas); Manu, Álvaro Seco, Rafa, Raúl, Adrián, Valentín, César, Nacho e Iván (centrocampistas); Puri, Rema, Chiko e Isma (delanteros); José y Javi (entrenadores).

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído