Jornada tras jornada se le agota la vida al Santa Marta, que el pasado fin de semana cumplió con su parte al ganar al La Virgen del Camino pero se encontró con los triunfos también de sus dos rivales directos. Por ello, si los de Ángel Crego quieren seguir vivos al menos hasta el próximo partido, no pueden permitirse fallar frente al Real Ávila, ya que una derrota dejaría virtualmente sentenciado su descenso a Primera Regional.

Para salvarse, el Santa Marta debe apelar a la épica, empezando por este jueves en el que se mide al Real Ávila desde las 12 horas en el Adolfo Suárez. Los abulenses no pondrán ninguna facilidad, ya que se encuentran inmersos en la lucha por los play-off de ascenso, y aunque aventajan en cinco puntos a su más inmediato perseguidor quieren dejar asegurada su plaza cuanto antes. El equipo de la ciudad amurallada cayó el pasado domingo después de haber sumado trece de los últimos quince puntos en juego, lo que demuestra el buen momento por el que pasa una plantilla configurada para el ascenso, en la que se encuentra el guardameta Darío, que comenzó la temporada con el Santa Marta.

Los pupilos de Ángel Crego deben afrontar su cuarta final en solo dos semanas debido al apretado calendario de este tramo definitivo, y el técnico charro espera contar con Ángel y Gallego, los cuales se encuentran entre algodones al estar tocados. Quienes no estarán son Jorge, debido a una pequeña rotura, y Álvaro Iglesias, sancionado por acumulación de tarjetas amarillas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído