La Milla El Barrio acaba de arrancar su temporada. Después de un inicio dubitativo en el que no consiguieron puntuar en sus tres primeros partidos, la victoria llegó ante Balabushka Le Petit Prince, uno de los gallitos de la Segunda División del Trofeo Charro. Esto no es algo nuevo para el equipo, que siempre hace una primera vuelta pero que la segunda.

No será por calidad, eso sí. Esta última semana, de hecho, la victoria por 3-2 se consiguió gracias a un gran trabajo defensivo y una hattrick de Salce. Sin embargo, este tipo de partidos no son la norma. De hecho, el conjunto no tiene ninguna norma ya que se trata de un equipo irregular hasta el punto de que los equipos rivales no se lo explican.

A La Milla El Barrio le gusta jugar el balón por abajo. Siempre que se pueda, claro, ya que el rival también juega y, al final, como te agobien no te queda más remedio que jugar un balón largo buscando el fallo defensivo. En ocasiones, estos se encuentran, aunque la falta de gol, de un killer dentro del área, haga que no haya más goles a favor.

No será por falta de jugadores, que no les faltan en los partidos. Este año, incluso, han hecho menos fichas de las habituales porque siempre solía ir mucha gente y se quedaba gente sin jugar. Esta temporada son 21 los que componen la plantilla de los que la mitad son parte de los fundadores, hace ya siete años.

Desde entonces llevan buscando financiación hasta encontrarla en los dos bares actuales: La Milla y El Barrio. Además de lo que los dos establecimientos consiguen, los jugadores ponen una cuota de 60 euros y, además, venden papeletas en invierno para una cesta de Navidad. Como motivo de agradecimiento a los bares, allí pasan muchas horas en el famoso tercer tiempo, tan importante o más que lo que se haga en el terreno de juego. Cuando los partidos son un sábado van a un establecimiento y cuando son los domingos, al otro.

Las cenas de equipo también son frecuentes a lo largo de la temporada. Hasta cuatro hacen para seguir siendo una piña. Los que están, claro, porque son varios los que se han debido marchar por temas laborales u otros. Los que más duelen son los de las lesiones como dos jóvenes que no disfrutarán del fútbol como antes a causa de los ligamentos.

Estos siete años de fútbol han servido para pasárselo muy bien y mejorar el fútbol que practican. En especial el de aquel que no había jugado nunca de manera federada anteriormente. Ahora, de hecho, el juego es en muchas ocasiones muy bueno aunque el resultado diga lo contrario.

Lo que sí es de resaltar es su página web. De hecho, es uno de los pocos que cuenta con ella donde se hace un seguimiento de toda la historia del club, salvo del primer año. Allí, en su historia desde que comenzaron con el nombre de Bar Goyo, reza el lema por el que se definen: Prevalecer personas frente a resultados. Para más información, visiten www.bargoyotrofeocharro.jimbo.com.

La plantilla está formada por Luismi y Sergio (porteros); Luis, Valle, Tommy, Jesús, Billy, Gigi y Chapa (centrocampistas); Salce, Óscar, Santi, Josemi, Óscar B. y Javi (centrocampistas); Robert, Mois, Saldaña, Agus, David y Sergio (delanteros); Javi y Jose (delegados).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído