Trofeo Charro: La Plancha

El conjunto afronta su primer año en el fútbol modesto, en el que está realizando un buen papel

 Trofeo Charro: La Plancha
Trofeo Charro: La Plancha

El equipo de La Plancha, como casi todo, surgió en una de esas conversaciones de bar que tienen varios amigos. “Podríamos crear un equipo”, dijeron en una de esas pequeñas bromas que siempre tienen su parte de realidad. Y tanto que la tuvo, de la noche a la mañana ya habían conseguido más de quince fichas. El proyecto estaba en marcha y ya cumplen con su primera temporada en el Trofeo Charro.

Y hasta hoy con los pequeños problemas que han tenido que superar. Lo primero fue hacer frente a un seguro médico que no conocían y, recientemente, también al cierre del bar que les patrocinaba por desplazamiento a otro lugar fuera de la capital. El tercer tiempo, tan importante para unir aún más al grupo, por tanto, ha tenido que cambiar de lugar.

A pesar de ello, la determinación del grupo es superior a todo lo que venga y ya han decidido seguir en el futuro, para lo que tendrán que salvar estos obstáculos durante el verano. Mientras, eso sí, disputan una temporada a la que parecen haberle tomado el pulso. No en vano ya son varias jornadas en las que han sumado tres puntos ascendiendo puestos en la tabla hasta situarse en un buen séptimo puesto con aspiraciones a más.

A pesar de ello, son conscientes de que su secreto, y lo que está por encima de todo, es la relación que mantienen todos. Amigos fuera del campo y solidarios dentro, han conseguido ser un equipo con todas sus letras, jugando bastante bien y siendo un conjunto compacto. El compromiso también ha aumentado con respecto a unas primeras jornadas en las que tuvieron que luchar con once futbolistas con los problemas que ello conlleva, sobre todo en las segundas partes.

La adaptación, de hecho, ha sido muy rápida. Se sabía que fuera del campo la relación era excelente pero siempre queda la duda de cómo sería dentro. En La Plancha se han aclimatado y la solidaridad de fuera también se ha visto reflejada dentro. Además, son un conjunto confiado en su estilo de juego, de toque en la parte de atrás y rápido, especialmente por las bandas, en la de arriba.

Y es que, más allá de ese esencial tercer tiempo, la competitividad se mantiene en los dos primeros. Más aún cuando el nivel del trofeo no para de aumentar, con buenos equipos y jugadores que hacen del Charro un sitio apetecible. Incluso, el nuevo formato de veinte equipos hace que el dinero que se debe aportar se consiga rentabilizar dejando un buen sabor de boca.

Además, en pocos partidos ya tienen anécdotas que contar. En una ocasión se encontraron con que no había árbitro, que se equivocó de campo, y en otra, el calentamiento con balón se tuvo que suplir por uno innovador en el que tuvieron que retirar las hojas que el otoño había colocado en el terreno de juego de La Aldehuela. 

La plantilla está formada por Carlos y Bruno (porteros); Rubén, Antonio, Carlos, Toño, Asier, Javier y Francisco (defensas); Axel, José, Julián, Álex, David, Roberto, Juan Carlos e Isaac (centrocampistas); Hamza, Rodrigo, Javier Andrés, Raúl y Ali (delanteros); Félix, Sergio y Miguel (delegados).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído