La temporada de Los Charritos está siendo espectacular. A falta de un partido del término del Vasco de Gama, el equipo mantiene sus opciones de ser el último campeón. Está difícil puesto que Caravanas Hernández, un punto arriba, se enfrenta a La Plaza de San Morales, rival a priori fácil. Los morados, sin embargo, lo intentarán hasta el último minuto para llevarse el honor de pasar a la historia del Vasco de Gama.

El año que viene harán lo propio en el Isidoro Benito que ya les ha aceptado. Cumplirán allí su 38ª temporada en esto del fútbol modesto, siendo el equipo más antiguo por detrás del Rayo Oliva. Desde el club opinan que este podría ser un buen cambio pensando en la competitividad del torneo, mayor, en el que seguirán luchando por el título de Liga aunque, eso sí, siempre desde la diversión. 

Sobre el análisis de esta temporada, reconocen que ha sido buena aunque se le queda el mal sabor de boca de pequeños detalles que han podido costar la Liga a favor del Caravanas Hernández, al que ya aprovechan para felicitarle. Aun así, el equipo solo ha salido derrotado en una ocasión por los dos empates contra los líderes, que solo han perdido seis puntos en la temporada. Un auténtico mano a mano que se ha mantenido hasta la última jornada. 

No es algo nuevo esto ya que el equipo no ha bajado del quinto puesto en su periodo de existencia. Para ello han mantenido un estilo de juego de toque desde la defensa para llevar el balón a la mediapunta y delantero. Cuenta el entrenador que, si no se hace eso y se opta por dar un pelotazo, él se cabrea por lo que es peor que, incluso, un gol en contra.

En cuanto a los problemas típicos del fútbol modesto, Los Charritos tienen la suerte de que no les afecte. La financiación corre a cargo del bar y del presidente. El equipo, además, hace una rifa en Navidad, que se utiliza para comprar prendas deportivas, y una porra en el bar que ayuda para pagar los campos y árbitros. 

El compromiso también es un punto a favor del conjunto. El ir arriba en la tabla es algo que ayuda para ello. Asegura Antonio Martín, el entrenador, que se queja de jugar en ocasiones contra once jugadores como la pasada semana en el que el marcador acabó 2-19. 

De cara al futuro ya están pensando en fichajes. Eso sí, para entrar en un bloque ya hecho es necesario ser primero una buena persona y después un jugador comprometido con el equipo que le siga dando la solidez que tiene. Todos los que entran nuevos año a año se integran perfectamente en la dinámica del equipo que siempre se reúne en el bar para tomar unas cervezas. Lo primero, siempre, es el grupo. 

La plantilla está formada por David y Marcena (porteros); David II, Manolo Coletas, Joseba, Manu, Sergio, Moronta y Choche (defensas); Jorge, Barcala, Canario, Sergio II, Rober y Javi (centrocampistas); Faino, Caballero, Mario, Juanjo, Cristian, Arroyo, Chema y Sastre (delanteros); Antonio Martín y José Antonio Redondo (entrenadores); Félix y María (delegados).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído