Dos goles en 450 minutos. Ese es el pobre bagaje de Unionistas en el arranque liguero en Segunda B. Una carencia ante la portería rival que ha hecho que el equipo de Roberto Aguirre se haya quedado en tres de los cinco partidos sin marcar.

El conjunto blanquinegro está pagando caro su endeblez ofensiva y tan solo Ribelles y Llano han sido capaces de perforar la meta rival. En las dos ocasiones que Unionistas ha marcado, el equipo ha puntuado (4).

En el grupo solo hay un equipo por debajo de Unionistas en cuanto a capacidad goleadora: un Rápido de Bouzas que todavía no ha marcado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído