Tarde soleada en Las Pistas anexas al estadio Helmántico donde Unionistas de Salamanca buscaba resarcirse tras tres empates consecutivos en las últimas jornadas. Lo consiguió, no sin sufrir, con una ajustada victoria ante el Club Deportivo Mirandés B por dos goles a uno y se mantiene invicto. Astu dispuso un 4-4-2 con Álex González y Óskar Martín como hombres más adelantados. Mientras, el técnico rival, Jorge Martín, se presentó en Salamanca con un 3-4-3 con rombo en el centro del campo que dio muchas facilidades al equipo local durente gran parte del choque.

Fue por la banda de Cristo donde Unionistas encontró las mejores vías hasta la portería rival. Poco después del pitido inicial, llegó un primer tanto anulado a los blanquinegros. El extremo colgó una falta lateral que fue prolongada en el área grande hasta los dominios de Moussa. Allí, el guardameta visitante saltó con Manu Arias y el cuero acabó en las mallas, aunque el árbitro anuló el tanto al entender que el central había hecho falta al portero del Mirandés B.

Unionistas dominó en el medio y llegó con peligro en el siguiente tramo. Cristo alcanzó la línea de fondo para centrar pero no encontró remate y poco después Álex González finalizó una jugada tras robar en la zona de tres cuatros rival y recortar al central Asier. El filial burgalés no era capaz de estirarse y no llegó a inquietar a Javi Díaz en dichos compases. En el minuto 17 llegó el segundo tanto anulado a Unionistas, tras invalidar el colegiado el remate a placer de Cristo a pase de Sito Cruz por fuera de juego. Sí lo pareció.

El marcador se agitó en el minuto 23 cuando una falta al borde del área propició el gol de Cristo. Magistral el lanzamiento del extremo, que acarició el balón desde una posición inmejorable en el perfil diestro. Por toda la escuadra del palo corto de Moussa. El primer tanto hacía justicia por lo visto hasta ese momento. Hasta el descanso, dominio local y pocas llegadas del Mirandés B que se mostró inoperante en la primera mitad. Apenas inquietaron a Javi Díaz, salvo un remate de Javi Collado que enganchó una volea que silbó la escuadra.

El segundo acto comenzó con una gran ocasión para Unionistas. Cristo, como cuchillo en mantequilla por banda izquierda, alcanzó un balón a la espalda de la defensa celeste. Su remate lo atajó Moussa con grandes dificultades, en dos tiempos. La grada pidió el tanto pero el balón no llegó traspasar la línea de gol por completo. Poco después, el lateral zurdo, Rodri Flórez, envió alto un balón suelto en el área tras un córner botado por Álex González.

Corría el minuto 57, cuando una internada de Zubi por el carril derecho, driblando a cuantos azules salieron a su paso, acabó con un pase de la muerte que envió al fondo de las mallas el punta Óskar Martín. Unionistas conseguía ampliar el marcador cristalizando el dominio que había demostrado. Astu comenzó a mover el banquillo, dando entrada a Vitolo y Ángel Lerma por Álex González y Zubi y el equipo lo notó, para mal. El autor del segundo tanto, Óskar Martín, también dejó su puesto para dar entrada a Aitor Asensio al filo del minuto 80.

Cuando restaban cinco minutos más descuento para el final del encuentro, el Mirandés B encontró el premio buscado. Un disparo de Guille desde la frontal encontró la red sorprendiendo a Javi Díaz. A partir de ahí y hasta el pitido final, Unionistas no supo conservar el cuero enfriando el envite y sufrió con el empuje de los burgaleses. Faltó oficio. También pudo matar el cuadro de Astu a la contra, pero al final hubo que pedir la hora. Unionistas sigue invicto y vuelve a ganar, aunque no sin sudar la gota gorda.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído